La democracia chilena y su política está en problemas. Chile es uno de los países con la más alta abstención electoral a nivel mundial (58%) y cuando no hay participación, la democracia puede volverse una ilusión, ya que cuando los ciudadanos se desentienden de la política, pueden llegar al poder políticos que se desentienden de los ciudadanos.
Este problema ha ido en aumento según lo constatan tanto la Auditoría de la Democracia del PNUD (2014) y la más reciente encuesta CEP (mayo, 2015), con resultados que nos muestran que:

El 57% de los chilenos no se identifica con las posiciones políticas tradicionales (ni izquierda, ni derecha, ni centro) y por lo tanto, tenemos que encontrar nuevas dimensiones que los convoquen a participar.
Chile es uno de los países con mayor desconfianza del mundo. El 97% de los chilenos no confía en los partidos políticos y sólo el 13% confía en personas distintas a ellos mismos. Y como la confianza es una condición necesaria para el desarrollo humano, debemos recuperarla.

A ello se suma que nuestro país está experimentando un punto de inflexión en el que se abrirá un proceso constituyente para definir las normas bajo las cuales queremos vivir. Ello presenta múltiples desafíos que exigen adaptaciones y cambios. Todos quiere formar parte de dichos cambios y para ello necesitamos nuevos y renovados líderes, empáticos y con la mente abierta, que nos hagan sentir orgullosos de votar por ellos.
Y como sabemos que los chilenos somos capaces de superar cualquier desafío cuando nos unimos en torno a causas comunes, queremos usar esa fuerza solidaria para rescatar la democracia entre todos.

Soñamos con construir juntos el país que nos gustaría legar. Un Chile donde todos juntos, solidariamente, nos hacemos responsables de nuestro futuro y felicidad. Un país donde todos ganemos y todos disfrutemos de sus frutos de manera sostenible.
Soñamos con que todos los chilenos volvamos a confiar en Chile. Con un país donde la confianza entre las personas y hacia las instituciones, se incremente y constituya la base para aspirar a un desarrollo realmente humano, inclusivo y sustentable.
Soñamos con que todo el mundo quiera que sus hijos nazcan, crezcan y vivan en Chile.
Creemos que Chile da para más. Creemos que cualquier chileno que participe, colaborando con empatía y aportando soluciones, tiene el potencial de representarnos mejor. Y que si trabajamos juntos y cohesionados, podemos mejorar el bienestar de todos.
Creemos en la democracia como sistema y en que si todos votamos, podemos recuperar su esencia ética y representativa.
Creemos que la polarización es enemiga de los cambios. Y que si de verdad queremos cambiar el país, tenemos que partir por aceptar al otro, empatizando con él y sus necesidades, para buscar lo que nos une y así generar cambios sostenibles y compartidos por todos.
Instalar una nueva forma de hacer política, basada en la diversidad, la participación, la colaboración y la transparencia.
En cuanto a la diversidad, nuestro objetivo es que nuestros representantes sean un mejor reflejo de la riqueza de nuestra sociedad y que ésta se exprese en términos de género, territoriales, de creencias, raciales, socioeconómicos y etáreos. Y no solo contribuyendo a que estas diferencia se expresen, sino a que todas las personas se encuentren y se conecten solidariamente entre sí, para que como ciudadanos apreciemos la diversidad como un valor creativo fundamental.
En cuanto a la participación nuestro objetivo es acabar con la abstención electoral y crear fórmulas cercanas, fáciles, horizontales e inmediatas de expresión política y participación deliberativa, que superen la actual dicotomía entre la democracia electoral y el recurso de salir a la calle cuando las demandas no son ni escuchadas ni atendidas.
En cuanto a la colaboración, nuestro objetivo es evitar la polarización, la descalificación y el dogmatismo, para en cambio lograr acuerdos sinérgicos que nos permitan cambiar Chile de manera sustentable. La colaboración está dando buenos frutos en muchos ámbitos de la vida social y la política no puede quedar ausente de dicha posibilidad. Y si bien entendemos que una de las reglas de la democracia es el principio de la mayoría, cuando se juegan dilemas importantes para la vida del país, somos contrarios a la imposición de mayorías. Promover la colaboración resulta una ganancia, ya que en el largo plazo, invertir tiempo en buscar las soluciones entre todos, las dota de sustentabilidad.
Y en cuanto a la transparencia nuestro objetivo es que todos los actores políticos, incluido nosotros obviamente, adoptemos los estándares más rigurosos de transparencia vigentes, ya sean aquellos promovidos por organizaciones como Transparencia Internacional, Chile Transparente u otros que conciten un validado apoyo de la ciudadanía.
Somos un partido político formado por ciudadanos donde cabemos todos los que queremos mejorar el futuro de Chile. Todos es un espacio de participación abierta y colaborativa donde todas las ideas y todas las personas somos bienvenidas, pero con estrictas reglas de convivencia, de manera que Todos sea un sello constante de transparencia y renovación política.
Todos es una nueva ideología, una ideología de colaboración democrática y descentralizada basada en cuatro pilares:
  1. Todos somos bienvenidos: Diversidad y apertura por sobre homogeneización e intolerancia.
  2. Todos participamos : Participación y responsabilidad por sobre indiferencia y paternalismo.
  3. Todos creamos juntos: Colaboración por sobre competencia destructiva.
  4. Todos rendimos cuentas: Transparencia por sobre opacidad y ocultamiento.
Todos nace para que los chilenos recuperemos la confianza en nosotros, en Chile y en su democracia. Para pensar y construir el país que queremos entre todos. Para que todos nos sintamos bien representados. Para servir al país por sobre los intereses particulares.
Para construir un nuevo espacio de participación, colaboración y representación ciudadana, con capacidad efectiva de incluir a personas de diversas religiones, ideologías, orígenes y culturas.
Para construir una democracia del siglo XXI, con nuevas formas de organización y de expresión que la desanclen de mecanismos provenientes del siglo XIX. Para que la innovación, la colaboración y la redefinición del sentido del éxito que ya trascienden a nivel social, lleguen también a la política.
Principios:
  1. Democracia representativa, libre y descentralizada.
  2. Participación ciudadana responsable, honesta, empática, comprometida con sus deberes y respetuosa de los derechos de todos (adherimos a la declaración universal de derechos humanos).
  3. No hay voto de partido. Todas las propuestas que respeten nuestros principios y valores son bienvenidas.
Valores:
  1. Diversidad (Todos somos bienvenidos)
  2. Responsabilidad (Todos participamos)
  3. Colaboración (Todos creamos juntos)
  4. Transparencia (Todos rendimos cuentas)
Porque los partidos son la mejor herramienta para participar de las elecciones. Plantear que construiremos algo que cumplirá el mismo fin con un nombre distinto, no nos parece honesto. Y creemos que no le hace bien al país dejar que “partido político” se convierta en una mala palabra. Las sociedades que han arrojado por la borda a los partidos no han terminado en nada bueno. Debemos rescatar su rol de articular y agregar nuestras demandas y expectativas.
Y si queremos facilitar la entrada de nuevos líderes, un partido político abierto es el instrumento más idóneo para que cualquier ciudadano que quiera representarnos mejor, pueda hacerlo. Con ello derribamos muchas de las barreras que hoy encierran la democracia.

Porque más allá de lo respetable que puedan ser sus visiones de mundo, se asientan en diagnósticos del pasado que nos separan entre “buenos y malos”, lo que inmediatamente excluye la posibilidad de trabajar con los que piensan distinto. Método dogmático que puede alimentar odios y desconfianzas que terminan limitando el surgimiento de soluciones nuevas y sustentables basadas en el aporte de todos.

Porque queremos que tú definas el futuro de Chile y Todos generará espacios para que seas realmente escuchado y generes cambios visibles. Aquí tendrás a tu disposición redes que tú podrás manejar, a través de temáticas, soluciones y/o candidaturas que tú mismo podrás levantar, sin barreras y sin la necesidad de que una directiva apruebe tus ideas. Son los que te apoyan y tus propuestas, lo que definirá tu éxito y no los arreglos partidistas.
Las personas pueden ser parte de Todos de forma presencial, en cada uno de sus territorios y comunidades y también de forma digital, a través de una plataforma que permite participar en comunidades y crear propuestas y soluciones.
En ambas instancias, hay varias opciones de participación de acuerdo al nivel que quiera cada persona.
  • Ciudadano Informado: Simpatizo con el partido, veo y escucho los debates, busco cómo participar.
  • Ciudadano Activo: Milito en el partido, puedo opinar y votar en las distintas instancias del partido, tanto físicas como digitales. Sumo ciudadanos.
  • Ciudadano Creador: Participo proponiendo temáticas específicas, promoviendo soluciones, dando ideas dentro de las comunidades.
  • Ciudadano Facilitador: Conduzco los espacios, llevo las demandas a las autoridades correspondientes y articulo las soluciones.
  • Candidato: Tanto a cargos públicos o del partido.
  • Representante: El candidato electo a cargos públicos o del partido.
Todos. Queremos unirnos todos y para eso tenemos que aceptarnos todos, como quiere la mayoría de los chilenos, que no creen en izquierdas y derechas y que quieren que gobierno y oposición trabajen unidos por Chile ¡Por algo la gente no vota!
Tenemos que romper con las ideas que nos separan y buscar lo que nos une.
En los fundadores de Todos hay gente de todos los orígenes políticos: liberales, conservadores, de izquierda, de derecha, de centro, independientes, desencantados de la política, apolíticos, gente muy diversa, pero todas personas que creen que es más lo que nos une y que cuando privilegiamos la diversidad y la colaboración por sobre las ideas únicas, se pueden crear nuevas y mejores soluciones.
No hay nada más limitante que pensar en blanco y negro cuando la riqueza individual de las personas está llena de colores diversos. Basta ver en los mismos partidos actuales que está lleno de facciones distintas que luchan por primar unas sobre otras. Y nosotros no queremos ver luchas de poder, queremos ver uniones que, respetando la diversidad, creen soluciones colaborativas por el bien de todos.

Ambos en equilibrio. Creemos que el poder creativo e innovador de las personas se ve aumentado cuando se trabaja en ambientes diversos y colaborativos, por lo que buscamos provocar esos espacios. Estos se pueden crear tanto desde la iniciativa del Estado como de las personas. Por lo tanto, estamos abiertos a que las soluciones provengan de cualquier parte y que el Estado crezca o disminuya en un sano equilibrio que no limite esos espacios de colaboración.

No hay voto ni opinión de partido. Son los ciudadanos y los candidatos lo que tienen opinión, las que son distintas unas de otras. Todas las opiniones valen y nos gusta que hayan propuestas distintas para un mismo tema, ya que con respeto y colaboración, se abre la puerta a nuevas soluciones y acuerdos realmente representativos y sostenibles. Y a nivel de candidatos, lo que nos importa es que ellos declaren sus ideas para que luego cumplan con sus votantes las promesas que hagan (tendremos test y declaraciones ideológicas públicas).
Por ejemplo, aunque el 60% del partido apoye una propuesta, el candidato es libre de votar en conciencia y siempre de acuerdo a lo que prometió en su campaña.
La opinión particular de cada ciudadano del partido no representa la opinión del partido. En Todos conviven todas las opiniones y propuestas.
No es el partido el que gobierna. Gobiernan los ciudadanos a través de sus representantes y por lo tanto, a cada uno de los candidatos de Todos, se le exigirá que tenga un cierto número de personas que están dispuestos a gobernar con él para poder ser candidato. Por lo que somos incluso más transparentes que el resto de los partidos en ese punto, ya que los electores sabrán de antemano quiénes componen sus futuros equipos de gobierno.
Todos no puede hacer alianzas electorales con los partidos actuales ya que ello implicaría privilegiar alguna de las ideas del pasado que nos separan, lo que contradiría nuestro principio de privilegiar la diversidad y la colaboración por sobre las ideas únicas y excluyentes.
Pero si simpatizantes de un partido actual o de un movimiento quieren renovarse a través del respeto de nuestras reglas, valores y principios, obviamente que están invitados a crear una comunidad que sí sea parte de Todos y que impulse esas ideas y soluciones.
Cada ciudadano de Todos se compromete a:
  • Adherir, respetar y promover los principios y valores del partido.
  • Cumplir con las normas de convivencia y con las reglas institucionales del partido y sus estatutos.
  • Mantener siempre una forma empática, propositiva y constructiva de interactuar con los demás.
  • No puede haber lenguaje ofensivo, racista u homofóbico.
  • Deben adherir y respetar la declaración universal de derechos humanos.
  • Deben cumplir con los deberes propios y respetar los derechos de los demás.
  • Informarse respecto a los candidatos de cada elección.
El partido va a hacer campaña para que los chilenos se informen sobre todos los candidatos avalados por Todos y sin preferencias por ninguno en particular. Por lo tanto el partido no va a financiar las campañas individuales de ningún candidato a primarias o a primeras vueltas.
Los candidatos, cumpliendo la ley y las normas de financiamiento del partido, podrán levantar fondos adicionales para su propia campaña, pero tienen totalmente prohibido comprometer su voto en algún tema a cambio de apoyo financiero a sus campañas. Cualquiera que sea sorprendido en una práctica como esta, será inhabilitado de su cargo y no podrá repostular como candidato.
Como partido, financiar una campaña en particular o hacer el llamado a votar por un candidato en específico va en contra de nuestros principios y valores, ya que sería optar por propuestas específicas a priori.
Tendremos directivas regionales con el objetivo de tener presencia en todas las comunas del país. Con eso podremos ir levantando las necesidades y podrán ir surgiendo los candidatos a cada uno de los cargos, para tener representantes en cada uno de los territorios.
Un elemento distintivo va a ser la participación a través de la plataforma digital. Ello va a permitir llegar a miles de personas que hoy usan sus dispositivos electrónicos como principal vía de comunicación, información y participación en cualquier ámbito.
En ambos casos tendremos “Ciudadanos Facilitadores” que estarán a cargo de las “Comunidades de Participación” para gestionar las soluciones y elevar las necesidades a las autoridades correspondientes.

Con respeto, empatía y buscando colaborar, ya que creemos que si trabajamos unidos, podemos crear nuevas y mejores soluciones en beneficio de todos los chilenos.

Por el financiamiento estatal, establecido en la ley y los aportes voluntarios de militantes y simpatizantes (personas naturales).

No. Al dejarnos tus datos serás un ciudadano informado de TODOS. Esto quiere decir que podrás ver y conocer detalles de los próximos eventos, además de saber cómo podrás involucrarte activamente en las comunidades de participación, como representante de tu región o en alguna otra instancia.

Son los candidatos los que a través de la plataforma de TODOS hacen sus propuestas para que sean evaluadas por la ciudadanía. TODOS como partido habilitador no tiene propuestas propias relacionadas con política contingente, pero si tenemos opinión en todos aquellos temas, que tengan que ver con fomentar la participación ciudadana, defender la transparencia y la democracia representativa, así como la rendición de cuentas de los candidatos que se transforman en representantes de TODOS.

Somos personas activas en lo público, las cuales nos hemos encontrado generando cambios positivos desde distintos ámbitos de la sociedad chilena, a través de esfuerzos que al ser independientes, no bastan para el momento que nos toca vivir. Y como creemos que es más lo que nos une que lo que nos separa, hemos decidido converger todos en una iniciativa que aspira a devolverle a la política su vocación de servicio público y ordenada hacia el bien común.
De acuerdo a la nueva ley de partidos políticos, debemos contar con una estructura formal en cada una de las regiones del país, donde estemos constituidos, en consecuencia, en cada una de ellas será necesario conformar órganos internos. Actualmente el órgano ejecutivo central, esta conformado por:
  • Presidente-Nicolás Shea
  • Vice Presidenta-Carla Fuentes
  • Secretario General-Aníbal Baeza
  • Tesorera-Noelia Ahumada
Si te quieres inscribir en TODOS, tienes varias opciones:
  1. Puedes encontrarnos en alguno de nuestros stands e inscribirte. Es muy rápido y fácil. Estaremos avisando, periódicamente donde estaremos ubicados.
  2. Puedes descargar en nuestra página la ficha de inscripción e ir directamente a una de las notarías recomendadas o la que quede mas cerca de tu ubicación, llenar la ficha y pedir que autoricen la firma. Debes tener presente que este es un trámite gratuito y que luego nos tienes que enviar tu ficha por medio de ChileExpress o entregarla directamente en nuestras oficinas, ubicadas en Av. Italia 850, Providencia, Santiago.
  3. Puedes asistir a alguno de los eventos especiales que hagamos para inscripciones y así también conocerás al equipo que está trabajando para hacer esto posible.
Escríbenos a contacto@todos.cl si quieres detalles de las fechas y horarios.

Inscribirte implica que eres parte de TODOS. El partido no te va a decir por quién votar, ni cómo debes pensar. Eres libre de apoyar al candidato que quieras y que más te represente. Inscribirte implica que apoyas lo que proponemos, implica que quieres ser parte de la construcción de una nueva forma de hacer política, más transparente, diversa, participativa y colaborativa.

Claro que puedes. No nos gustaría que lo hicieras porque estamos convencidos de que solamente participando y haciéndonos cargo es que podremos lograr los cambios que queremos. En caso de que quieras dejar de participar y dejar en manos de otros el futuro del país, puedes escribirnos a contacto@todos.cl y solicitar tu desinscripción.